Lo disfrutamos a diario y en las ocasiones más especiales no se descuida una buena fragancia.

Hoy en día, es una de las industrias más rentables, pero, ¿alguna vez se ha preguntado cuándo comenzó la costumbre de perfumarse? Sorpréndase, pues la historia de la perfumería es tan antigua como la de la propia Humanidad y es que a nuestros antepasados también les gustaba desprender agradables aroma. 

Desde épocas faraónicas la belleza y el cuidado corporal, forman parte de las culturas y de las civilizaciones. Hace más de 5000 años (entre el año 3000 y 300 AC) los egipcios explotaron y desarrollaron 

                 Imagen crédito: National geographic

fórmulas magistrales para tratar y perfumar sus cuerpos. En su libro “Los Sagrados Lujos”, Lise Manniche, profesor de Egiptología en la Universidad de Copenhague, nos muestra el conocimiento de esta civilización y el enfoque del uso de las fragancias y los cosméticos. Destilando lociones alcohólicas mezcladas con flores de la zona, recrearon sus propios perfumes y fueron precursores en este campo.

Desde épocas remotas se encuentra afianzado el concepto de belleza estética y cuidado corporal. Algunas culturas antes otras más tarde, pero en definitiva, nadie pudo quedar ajeno a este concepto, tan maduro como el mundo. Miles de años después la percepción sigue siendo la misma, y la importancia que se le otorga es muy fuerte y hoy mueve millones de dólares en el mundo.

En Estados Unidos, en todas las playas se escucha el inconfundible llamado “Surfs Up”, que significa algo así como “la marea esta alta”. Todo el mundo deja inmediatamente cualquier cosa que este haciendo, toma su tabla y corre hacia el agua lo más rápido que puede. Los surfes saben que las buenas olas duran poco, y los que no se apuran pierden la oportunidad para siempre. Nadie esta dispuesto a contemplar desde la orilla como se produce la rompiente sin el.

Este es nuestro momento, y el crecimiento es hoy, y no mañana. A la hora de elegir una licencia ó representación, el cliente, debe elegir empresas que estén en pleno desarrollo, lo que hará que ellos crezcan en la misma magnitud que la empresa. Cuando una empresa esta es plena etapa de expansión y otorga licencias comerciales, los resultados serán siempre estables y el desarrollo no se hará sentir.

ÁGUEDA REY FÓRMULA ORIGINAL ®, es una empresa que desarrolla y comercializa cosmética corporal y accesorios para el baño. Nuestro Objetivo: Superar constantemente las expectativas de nuestros clientes dan sentido a todo nuestro accionar. Queremos ser reconocidos como una empresa orientada hacia el cliente que sobresale por encima de sus competidores por la calidad de sus productos y servicios. 

Responsabilidad: De acuerdo con nuestro compromiso con los derechos Humanos, garantizamos que ninguno de nuestros productos está fabricado por niños o personas en condiciones de trabajo abusivo.

Un apoyo moral: ÁGUEDA REY FÓRMULA ORIGINAL ® aporta su apoyo a las ramas de producción tradicional. Elegimos prioritariamente proveedores locales, para promover el empleo y fomentar la participación de pequeños fabricantes.